JOYERÍA HOMBRE DE DISEÑO

El armario de la moda de hombre ha ido abriéndose a cada vez más opciones y versatilidad. La joyería de hombre está cada día más en auge y marcas como Gucci, Givenchy, Saint Laurent y Jil Sander han sabido aprovechar esta tendencia sumando su propia identidad a las nuevas propuestas de joyería hombre. Las nuevas generaciones actualizan sus looks con collares, pulseras y anillos y otra joyería masculina. Desde los surferos a los más punk pasando por la estética rap y underground que popularizó las joyas maxi, la tendencia de las joyas de hombre ha tenido muchos momentos de éxito que la han llevado hasta donde está hoy.

Desde el minimalismo de los anillos Jil Sander y collares Saint Laurent, a propuestas más atrevidas como las piezas joyería masculina Gucci e incluso el estilo más industrial de las joyas Givenchy hombre, en Ottodisanpietro traemos lo último y lo mejor para accesorios hombre y joyas tanto de temporada como atemporales.

¿Para quién es la joyería hombre de marca?

La joyería es algo muy personal. No es quizás tan universal como lo son las camisetas y los vaqueros, y a menudo son más que un accesorio. Una joya, como ya sabemos, puede reflejar desde un compromiso emocional a otros grandes momentos en la vida de uno, un autorregalo de celebración…

La joyería a menudo tiene mensaje, no está ahí porque sí. Los colgantes y cadenas metálicas de Saint Laurent atraen al consumidor más bohemio y minimalista, que celebra su elegancia con piezas discretas y de calidad casi eterna.

El minimalismo de Jil Sander con sus diseños futuristas e hiper pulidos es genial para adornos más sutiles.

Givenchy y Gucci son atrevidos, cada uno siendo fiel a su línea estética. Givenchy presenta cadenas gruesas, anillos anchos, piezas más visibles. Habiendo celebrado en el pasado la cultura punk y sus piercings, las nuevas colecciones de Matthew Williamson descubren el futurismo de la cultura underground. Sus anillos y pendientes celebran su identidad potente y casi gótica pero siempre fresca.

Gucci se lanza al color y al brillo. Sus piezas vistosas son para disfrutar de la belleza de las piezas en sí, sinónimas del lujo italiano.